Relatos de Coaching

Primera Sesión. En busca de objetivos

PRIMERA SESIÓN. EN BUSCA DE OBJETIVOS. [BEATRIZ (COACH) LUCÍA (COACHEE)]

Sonó el timbre de la oficina. Estaba esperando a Lucía. Llegó puntual.  Abrí la puerta y la vi, con la mirada clara, intensa y alegre, sin saber muy bien si darme dos besos o tenderme la mano.   

La saludé con afecto.

-Pasa al despacho Lucía y siéntate por favor, te traeré un vaso de agua.

Lucía se sentó, miró a su alrededor y fijó su vista en los libros de la estantería. Parecía pensativa. A continuación rebuscó en su bolso y encontró su móvil con objeto de silenciarlo. Se acomodó en el sillón y puso las manos sobre la mesa. Su actitud ahora tensa y expectante dejaba entrever cierto grado de simpatía y cordialidad.

-¿Qué tal estás Lucía? ¿Has tenido alguna dificultad para encontrar nuestra oficina? Si mal no recuerdo, dijiste que llegabas en el tren de las once.

- Sin problema Beatriz. Gracias por haberme cambiado la hora de la sesión, desde luego no habría podido llegar antes.

Tomé asiento y abrí la carpeta que contenía los documentos que había preparado para nuestra primera sesión. Le hablé de nuestro contrato de coaching que sienta las bases de la confidencialidad  y regla de oro del coaching ejecutivo; y de la necesidad de comprometerse con el proceso de coaching para la obtención de resultados. Tras la firma del contrato la miré  a los ojos.

-Lucía, por mi parte, me comprometo a acompañarte en éste proceso para que logres alcanzar los objetivos que te vayas marcando. Por tu parte, ¿qué es lo que esperas de éste proceso de coaching?

Lucía me miró fijamente y desplazó su mirada hacia la derecha, reflexiva contestó:

-Me gustaría mejorar, que me ayudases a crecer y a desarrollarme… Entiendo que en cuatro sesiones no voy a obtener todos los resultados que deseo conseguir, pero me gustaría sentar las bases para iniciarlos.

-Cuéntame Lucía, ¿en qué área te gustaría desarrollarte?

- Me he dado cuenta de que mi forma de ser no me deja crecer ni personal ni profesionalmente. No sé que me ha pasado en los últimos años, siento que he perdido esa fuerza, esa motivación que me ayudaba a levantarme con ilusión todos los días para ir al trabajo.

- ¿Podrías describirme tu forma de ser?

- Bien. Creo que soy… paciente, afable, también soy una persona conciliadora, se me da bien intermediar en conflictos, soy muy responsable, me esfuerzo mucho por lograr resultados de calidad… no sé, no se me ocurre nada más.

- ¿Qué crees que es lo que no te deja crecer de esa forma de ser?

- Creo que no tengo iniciativa, siempre me ilusiono con hacer cosas pero luego no las realizo y eso me hace sentir mal.

- ¿Qué cosas te gustaría hacer que no haces? Por ejemplo, en tu trabajo ¿Qué cosas te gustaría hacer que no haces?

- Me gustaría hablar más en reuniones, presentar mis propuestas. Me gustaría poder expresarme como lo hacen alguno de mis compañeros, poder decir las cosas sin que los demás se ofendan.

- ¿Quieres decir que en reuniones no hablas como te gustaría?

- Si, en reuniones no expongo lo que pienso, me quedo a la expectativa, aunque no esté de acuerdo con algo, me callo.

- ¿Cual crees que es la razón por la que te callas?

- No quiero equivocarme, no quiero hacer el ridículo.

- ¿Crees que si hablas vas a equivocarte o vas a hacer el ridículo?

- Tengo miedo de que suceda, no quiero quedar mal y que los demás piensen que les estoy haciendo perder el tiempo.

- ¿Por qué crees que pueden llegar a pensar eso?

- Bueno, yo lo pienso cuando alguien habla. Si la persona que expone la cuestión no se expresa muy bien y lo dice en el momento adecuado, creo que me está haciendo perder el tiempo y creo que nos está haciendo perder el tiempo a todos.

- ¿Crees que los demás piensan como tú?

Lucía se recostó en el asiento, cruzó las piernas, y permaneció unos instantes en ademán reflexivo. Después, me miró a los ojos y su cara dibujó una sonrisa ladeada que te invitaba a sentir que estaba pensando, dudando y generando nuevas ideas al mismo tiempo.

- Pues ahora que me paro a pensarlo…  me doy cuenta de que no hablo porque me siento insegura… y me siento insegura porque creo que los demás pueden criticarme… y eso es porque yo lo haría. Quizá tengo que empezar a trabajar en mirar a los demás con otros ojos. Si fuera menos crítica con los demás quizá sería menos crítica conmigo misma.

-  ¿Cómo crees que puedes comenzar a trabajar en ser menos crítica?

- Creo que tengo que ser más tolerante con los fallos de los demás. En las reuniones podría ponerme como ejercicio el escuchar a las personas con buenos ojos.

- ¿Qué crees que te podría ayudar a conseguirlo?

- Quizá el tomar anotaciones después de la reunión. Eso podría serme de utilidad, me podría servir tanto para recordar lo trabajado durante la reunión como para testear si he cumplido con mis objetivos de escuchar sin juicios previos a mis compañeros.

Lucía se mostró ilusionada con la idea.

- Muy bien Lucía, entonces anotamos como ejercicio inicial del proceso de coaching el escuchar a los demás con buenos ojos, en general,  y el tomar anotaciones tras las reuniones de trabajo para saber si lo vas cumpliendo. ¿Qué te parece?

- Me parece bien. Creo que puede ser útil.

- El próximo día veremos los resultados, profundizaremos en tu área de mejora y analizaremos nuevas acciones para llevar a cabo. ¿Estás de acuerdo?

- Si. De momento ya es un trabajo que creo me va a costar.

- ¿Crees que podrás hacerlo?

- Si, lo intentaré.

- ¿Lo intentarás?

- Bueno, lo haré, y realizaré las anotaciones para que las vayamos viendo. Creo que esa visión crítica que tengo me está bloqueando a la hora de tomar decisiones y dar pasos tanto en mi vida personal como en mi vida profesional. Me vendrá bien trabajar en ello.

- Estupendo Lucía. Nos vemos entonces en nuestra próxima reunión.

Lucía se levantó con calma, salimos del despacho y le acompañe a la puerta. Al despedirnos quise ver que esa mirada clara, intensa y alegre no me la dedicaba solo a mí, también a su propia persona. 


 1110,    29  Sep  2015 ,   Sesiones de Coaching por Miriam Cobreros
Miriam Cobreros

Coach Profesional Ejecutivo Certificado

Cerfiticación Oficial AECOP CP40

Deja un comentario

Logo Mejorando.net

Ayudar a mejorar a las personas a largo de su vida para ser mejor es un reto que queremos compartir contigo.